Suscribirse

“La escapada romántica hoy toma más fuerza que nunca”

Exterior of PALACIO ASTORECA

 Cristián Canepa, Gerente General del Grupo Novotempo y el retorno de los hoteles

No han sido meses fáciles para el  grupo Novotempo que reúne a tres hoteles boutique de alto prestigio en nuestro país y que tiene como socios a Pablo Javier y Pablo Andrés Canepa. Los hoteles Palacio Astoreca en Valparaíso, Puelche en Puerto Varas e Isla Seca en Zapallar no sólo han resistido los embates de la pandemia, antes tuvieron que enfrentar el exigente escenario del estallido social que contra todo lo pensado, terminó privilegiando a la industria turística nacional durante el verano. Sin embargo, la pandemia no ha dado tregua y actualmente los hoteles siguen cerrados desde marzo  “el que la gente no se pueda mover significa un ingreso igual a cero, pero obviamente se entiende por la salud de las personas. Sin embargo, es una medida compleja de mantener. Creo que hay que apostar por la responsabilidad personal para que se puede mantener cierta actividad” comenta Cristián Canepa, ingeniero civil industrial y Gerente General del grupo.

Cristián Canepa, Gerente General Grupo Novotempo

 Desde febrero del 2019 tienen a cargo la operación del Hotel Palacio Astoreca, cuyo edificio es considerado Monumento Nacional y está ubicado en pleno Cerro Alegre. Su arquitectura victoriana es un verdadero deleite para los amantes de los detalles y la decoración de interiores, junto con una historia que comienza en la década de los años veinte y en dónde cada una de sus 23 habitaciones busca recrear una elegante estética chileno-europea. Valparaíso definitivamente estaba en nuestros planes y Palacio Astoreca fue sin duda la mejor opción de hotel boutique ubicado en un lugar estratégico de la ciudad” explica  Canepa  sobre el porqué pusieron sus ojos en  la casona que el 2009 fue adquirida y restaurada por la pareja suizo-chilena Vincent Jullierat y Francisca Joannon que actualmente vive en Francia.

Iba todo muy bien. Valparaíso es un destino muy atractivo, con estadías cortas y que los turistas extranjeros aprovechaban de conocer por la cercanía con Santiago. El turista nacional prefería la típica escapada de fin de semana y de lunes a viernes estábamos potenciado  el área corporativa. Con el estallido, el impacto mayor fue en los eventos para empresas porque justamente  sucedió cuando se realizan todo  este tipo de actividades y había mucho miedo a salir de Santiago. Pero, nosotros en el hotel no tuvimos ningún problema, ya que lo principales disturbios se concentraron en el plan de la ciudad. Además los vecinos de Cerro Alegre cuidan mucho su sector, porque ellos mismos trabajan en la industria del turismo que es sin duda uno de los grandes polos económicos de Valparaíso. Fueron unos meses un poco más complejos, pero en el verano se reactivó muy bien”

HOTEL PALACIO ASTORECA

 ¿Qué estrategias tienen para atraer a los clientes? Me imagino que hay una mayor orientación al turista nacional, considerando que el 70% de sus pasajeros eran extranjeros…

Estamos apostando al turismo nacional con mucha fuerza. Durante el estallido mucha gente cambió sus viajes internacionales y privilegió destinos nacionales. Habíamos proyectado una temporada buena, pero no tan exitosa cómo terminó siendo. Por otra parte, hoy está el miedo a contagiarse en otro país y las medidas para viajar al extranjero son tan restrictivas, que la gente  no está dispuesta a invertir en un viaje que signifique tanta incertidumbre para terminar pasándolo mal. Y este escenario va a permitir que mucha gente se dé cuenta que no es necesario salir fuera de Chile para tener experiencias únicas en destinos que te quedan a la mano, con un costo muy inferior y que los puedes planificar con poca anticipación.

¿Cómo crees que cambió el consumo de la experiencia turística?

Sin duda existirá una mayor valoración. El confinamiento que hemos vivido va a generar que las personas quieran aprovechar mucho más su tiempo y disfruten con mayor conciencia de la experiencias cara a cara. Después de casi seis meses encerrados la gente va a apreciar muchísimo más el poder salir y se va a enfrentar con otro ánimo a estas instancias.

¿Cómo proyectan que será “el nuevo” turista” post pandemia?

Hoy la gente ya no planifica un viaje con meses de anticipación, esa conducta cambió porque la incertidumbre bloquea tu capacidad de tomar decisiones. Cuando hace unas semanas se liberaron los viajes interregionales, los clientes nos comenzaron a contactar rápidamente. Las personas apenas tienen una oportunidad de salir, se nota que lo único que quieren es aprovecharla.Otro aspecto relevante es que hoy en día los turistas los primero que ponderan es la seguridad. Los clientes andan muy pendientes de cómo se cumplen los protocolos.

Respecto al negocio mismo ¿en qué aspectos se vieron obligados a innovar?

 En el caso de nuestros hoteles más que grandes cambios, se han adelantado nuevos procesos como el check in y el check out que hoy se harán de manera mucha más expedita e incorporando mucha tecnología. Se tratarán de evitar trámites y contactos innecesarios. Eso será un desafío porque el público que visita nuestros hoteles boutique valora el encuentro con otros, el  estar en el hotel y aprovechar los espacios comunes; a diferencia del ejecutivo que visita una gran cadena hotelera y sólo quiere llegar a descansar a su habitación.

No suena nada fácil… ¿cómo piensan hacerlo?

Tendremos que manejar los espacios con las distancias definidas en los protocolos y mientras no se resuelva esto, en la primera etapa, la experiencia va a estar enfocada a la habitación.  Ahí se tendrá que transmitir la experiencia… desde el desayuno y todos los servicios que se requieran. El resto de los espacios estarán más resguardados y con accesos limitados. Lo positivo es que contamos con habitaciones amplias y cómodas, lo que nos permitirá lograr el servicio de excelencia que queremos brindar en este nuevo escenario. También potenciaremos el uso de las terrazas y los panoramas al aire libre.

Habitación del Hotel Palacio Astoreca en Valparaíso

Para evitar errores y aprender que quiénes van más adelantados ¿han tenido contacto con empresarios hoteleros internacionales?

Hemos estado en conversaciones con gente de España y Francia, investigando cómo se comportó el consumidor y  nos transmitieron que la experiencia fue positiva. Lo beneficioso para ellos es que pudieron tener prácticamente toda la temporada de verano abierta,  en cambio nosotros vamos alrededor de dos meses desfasados, por lo que preocupa acá es que con los rebrotes, nos toque un verano más complicado.

¿Cuándo tienen pensado volver a operar? en junio anunciaron que sería en septiembre…

 Y claramente eso no sucedió – dice sonriendo- estamos planificando la apertura para el 1 de noviembre.

¿Ha cambiado el perfil del cliente de los hoteles producto de la pandemia?

Una parte importante de nuestros clientes eran los mayores de 65 años que actualmente son grupo de riesgo y por lo tanto, no se van a exponer al contagio. Pero también han surgido nuevos potenciales clientes porque hemos visto que parejas jóvenes, con niños chicos, manifiestan la necesidad de salir solos porque  el encierro ha sido un período intenso para la pareja. La escapada romántica hoy toma más fuerza que nunca.

La celebración del “Año Nuevo en el Mar” y sus tradicionales fuegos artificiales es un evento clave para dar el inicio de temporada en Valparaíso. ¿Ves factible que se pueda realizar?

Me parece anticipado hacer un juicio, porque hay que evaluar la situación sanitaria del momento. Claramente hoy no se podría hacer por la masividad del evento y porque es muy difícil mantener la distancia social en una fiesta de tales características. Sé que lo están evaluando, sin embargo no hay mucha información al respecto. Pero sinceramente, lo veo complejo.

Suscríbete