Suscribirse

La nueva vida de Felipe Braun

“No estaba cómodo con el mundo en el que estaba viviendo”

Por Mane Cárcamo P.

Felipe Braun contesta con pasión las preguntas a esta entrevista y de fondo se escuchan niños jugando. Está en el lago Ranco junto a sus papás. Tiene a “Niebla” una cabrita para producir leche, está leyendo “El Peregrino” de J.A Baker y reconoce que mientras lava platos en su cabeza ocurren cosas muy curiosas. Vienen cambios importantes en su vida y está alistando los últimos detalles. El actor que durante muchos años fue el galán indiscutido de las teleseries chilenas hoy da un giro, que se venía fraguando hace años y que sin saberlo calza perfecto con la nueva manera que ha elegido para vivir.

Para nadie ha sido fácil, pero ha sido fascinante el tema con los niños. Hemos estado  muy cerca de  ellos, de su educación, cocinando juntos y haciéndonos cargo de limar todas las cosas que estaban pendientes  con ellos y que por el trabajo no se pueden hacer”

Felipe Braun tiene una cuenta de  instagram con 164.000 seguidores y con contenido muy activo. Tan activo como sus intereses y ganas de hacer cosas. La cocina, el pan, el teatro, el mundo audiovisual y los lácteos son sólo algunas de sus aficiones que hoy son una fuente de trabajo y ante todo un espacio  de realización interior “No sé por qué, pero llevo varios años aprendiendo cosas aparentemente inútiles como certificarme de panadero… ¿Qué podía hacer un actor que trabaja en la televisión aprendiendo a hacer pan? , ¿para qué? Y resulta que todo eso  que acumulé, ahora me sirve”, Felipe cuenta que “no estaba cómodo con el mundo en el que estaba viviendo” y que de una u otra manera la pandemia lo ha llevado a “la vida que estaba buscando”. Algo en su relato da a entender que sin quererlo se fue preparando para todo aquello que la pandemia nos ha obligado a repensar  “Todos los días nos estamos  cuestionando cómo era la vida antes y cómo será después de esto. El vivir todos tan juntos, viajar tanto y tan apretados. Me pregunto acerca de cómo consumíamos, los efectos en la naturaleza y el buscar la manera de ser más amables”.

Felipe no es el actor típico. Ama actuar, le encantan las teleseries, aunque reconoce que “no voy a actuar nunca más en ellas” y fue muy feliz en los sets o cuando estuvo a cargo de Lastarria 90. Pero Felipe es claro en decir que “la vida es mucho más que la actuación”, algo extraño en lo que para mucho de sus colegas se vive casi como una condición genética de la que no se puede escapar. “ Ser actor es una carrera tan complicada y un camino tan riesgoso, que  pareciera que el que llegó, al final lo único que hace es afirmarse para no irse nunca más, porque es lo que realmente soñó. La actuación es fascinante, pero mi vida no está hecha sólo para actuar, está hecha para todo lo que me haga sentir creativo” .

Braun se vincula con su público desde la amabilidad. Su instagram muestra sabrosas recetas,  en entornos agradables a la vista y con videos que demuestran que hay alguien que quiere contar una historia. No se ven consignas políticas o grandes manifiestos en torno a causas que provocan indignación. Hace algunos meses su amigo, el también actor Héctor Morales quien se ha instalado como un activista político importante con un fuerte protagonismo durante el estallido social, deslizó una crítica a su gremio en The Clinic  “hasta el día de hoy, por ejemplo yo no sé qué piensa Álvaro Rudolphy o Paola Volpato o Carolina Arregui del estallido social”. Braun explica con tiempo y mesura su punto de vista respecto a la opinión de su amigo “Héctor Morales es una persona que yo adoro profundamente y eso está por sobre todo. Los medios y las redes son jodidos. Piden demasiada acción y muchas veces nos exigen ser personas que no somos o que no queremos ser. Obviamente es muy difícil que un actor no esté de acuerdo con lo que ocurre, necesitamos cambios urgentes, que las personas sean escuchadas, pero soy una persona totalmente contraria a la violencia” . Explica que su manera de manifestarse es distinta “prefiero el camino más político, votar y elegir. Eso implica entender también que las cosas no pueden hacerse inmediatamente, tienen que hacerse con calma y bien pensadas, algo que tal vez hoy la gente no está dispuesta a aceptar”.

¿Y el manejo del gobierno en la pandemia?

Esto es como la Segunda Guerra Mundial, es un cambio de paradigma. La cantidad de muertos en el mundo nos muestra que esto no es el problema de un país, es un problema de todos. Me molesta  profundamente que la gente piense que es algo de acá, que todo se limite a criticar a la gente que está trabajando. Este es el momento para poner el hombro  y evitar que nos muramos. Es muy grave y muy tremendo ¿Quién lo hace bien? , ¿los suizos? Cuando ya hay tres muertos, ya está pésimo. Está todo mal y no es cosa de un ministro o un país.

 Braun ha tomado una decisión radical para quien parece tenerlo todo para triunfar en la gran capital. El actor, junto a su mujer y sus dos hijos, se van de Santiago. ¿El lugar elegido? Puerto Varas.

“Todo lo gastronómico, lo audiovisual y lo cultural que está pasando allá, hizo que se transformara en un lugar en el que nos hacía mucho sentido vivir”. Reconoce que la pandemia y los cuestionamientos vitales que trajo apuraron esos planes y la idea de “descentralizar y ocupar tu cabeza con planes que no sean sólo en Santiago me parece que está muy bien”.

El actor no se cierra a volver a Santiago, sólo que por ahora su cabeza, su corazón y sus manos están puestos en volver a lo central y a descubrir lo bonito de “vivir con menos … lo que ha significado uno de los grandes aprendizajes de estos tiempos”.

NO MAS TELESERIES

Felipe no reniega de su pasado en las teleseries pero es claro en decir que no volverá a actuar en ellas “Las teleseries ya pasaron, se hacen muy pocas, las gente no las ve tanto y hoy compiten con todas las series del mundo. Ya no es mi camino, pero no tengo nada en contra de ellas, me encanta que mis compañeros  las sigan haciendo, pero para mi el mundo cambió y me interesan los nuevos relatos”

Suscríbete